Ropa climatizada

TENER FRÍO EN UN BUCEO ES MOLESTO, pero si progresa a una hipotermia, se vuelve potencialmente fatal. Incluso más que una molestia, teniendo en cuenta el estrés fisiológico y psicológico que puede causar, tener frío es potencialmente riesgoso.

Cada buzo tiene una tolerancia individual a la exposición a la temperatura, especialmente al agua fría. La resiliencia de un buzo respecto a la temperatura puede variar de un día para otro. Mejorar su protección térmica es una manera de combatir el frío. Puede pasar de un traje de neopreno de 3 mm a uno de 5 mm, de un traje de neopreno a un traje seco o de una fina capa de ropa interior de esquí a gruesa ropa interior de fibra polar debajo de su traje seco.

El uso de ropa interior climatizada o chalecos con calefacción para mantener la zona media o todo el cuerpo abrigado es una medida adicional. Muchos buzos que han comenzado a utilizar estos dispositivos no tienen pensado volver a usar el equipo de calentamiento estándar.

Los chalecos con calefacción y la ropa interior climatizada, que antes eran muy costosos y difíciles de encontrar, pueden obtenerse fácilmente en muchas tiendas de buceo y se están volviendo más populares en el buceo deportivo. ¿Cómo resisten estos dispositivos en lo que se refiere a la seguridad? ¿Qué debe considerar un buzo? ¿Es la ropa interior climatizada la opción adecuada para usted? Este artículo le permitirá aclarar algunos puntos de confusión acerca de la ropa climatizada y cómo utilizarla correctamente.

¿Qué hay disponible?

Algunos fabricantes de trajes secos han estado vendiendo ropa interior climatizada eléctricamente por años. Estas prendas funcionan con los trajes secos para aislar el cuerpo y a veces las manos y los pies. En la actualidad se puede encontrar chalecos con calefacción y trajes interiores completos de empresas independientes, que van desde serpentines de calefacción integrados hasta bolsas que se pueden llenar con almohadillas térmicas moldeadas. La energía proviene de baterías internas o externas recargables que se llevan en los bolsillos de los chalecos o la ropa interior. Los conectores, las baterías y los elementos de calefacción son probados y aprobados para diferentes entornos y clasificados según estándares de resistencia al agua específicos.

Cabe observar que no toda la ropa interior climatizada ni los chalecos con calefacción son aptos para sumergirlos o usarlos bajo el agua. Si efectivamente pueden usarse para bucear, es posible que sean seguros para trajes de neopreno o solo aptos para trajes secos. Es importante seguir las recomendaciones del fabricante. Los productos específicamente diseñados para otras actividades, tales como motociclismo o caza, en general no son adecuados para usarlos en agua a menos que tengan la clasificación apropiada.

EL IMPACTO TÉRMICO
EN LA DESCOMPRESIÓN

Un estudio realizado en la Unidad de Buceo Experimental de la Marina (Navy Experimental Diving Unit, NEDU) y publicado en 2007 incluía la exposición de buzos a cuatro perfiles de buceo diferentes en una piscina húmeda de una cámara hiperbárica. No tenían protección térmica y eran expuestos a agua cálida (36 °C [97 °F]) o fría (27 °C [80 °F]) en las diferentes fases del buceo. Los buzos sentían calor o frío por el tiempo de fondo y la descomprensión, con calor durante el tiempo de fondo y frío durante la descompresión, o viceversa.

Los investigadores probaron perfiles de buceo seleccionados, y los experimentos mostraron que en las pruebas de fondo con frío y descompresión con calor algunos perfiles no arrojaron incidentes de enfermedad por descompresión (EDC). El mismo perfil con el perfil de temperatura opuesta tuvo como resultado una cantidad considerable de incidentes de EDC. Si bien esta es una descripción demasiado simplificada de este estudio intensivo y bien diseñado, proporciona conocimientos valiosos sobre el potencial impacto térmico en la fisiología de la descompresión.

¿Qué significa esto respecto al intento de combatir el frío con ropa interior climatizada? En resumen, debe ser consciente de los efectos de los dispositivos de calefacción sobre su absorción y liberación de gases y su riesgo de estrés descompresivo. Cuando el cuerpo está caliente, los vasos sanguíneos se dilatan. Los vasos sanguíneos dilatados (ensanchados) permiten la entrada y salida de más gas en los tejidos circundantes, lo que significa que la absorción y liberación de gases de esos tejidos puede producirse más rápido que en una situación de frío.

Los vasos sanguíneos contraídos absorben y liberan gases más lentamente, pero eso no significa que sea preferible tener frío en un buceo. Por el contrario, un buzo incómodo probablemente se estrese, lo que puede eliminar el placer del buceo y convertirse en un riesgo de seguridad.

Considere el siguiente supuesto: tiene su nuevo chaleco con calefacción encendido durante el descenso y la parte de fondo de su buceo. Eligió una configuración baja a pesar de las temperaturas heladas porque leyó este artículo y sabe que experimentará un aumento en la absorción de gases durante el tiempo de fondo en comparación con lo que sucedería sin ningún calor adicional. El plan era cambiar a una temperatura más alta para el ascenso y aumentar su comodidad durante la fase de descompresión. Sin embargo, si el chaleco fallara justo antes del ascenso su cuerpo podría no tener la capacidad de liberar gases con la misma eficacia, lo que potencialmente aumentaría el riesgo de desarrollar una EDC.

CONSIDERACIONES DE SEGURIDAD
Y PUNTOS DE FALLA

Los buzos dependen mucho de la tecnología. Si bien todos sabemos que necesitamos un plan de respaldo en caso de una posible falla de la computadora, muchos buzos no consideran una segunda opción para esa pieza del equipo fundamental. Los dispositivos electrónicos son propensos a las fallas, y el chaleco con calefacción o la ropa interior climatizada puede dejar de funcionar. No debe planificar su buceo dependiendo del hecho de que su dispositivo de calefacción lo mantendrá abrigado. Es posible que no esté completamente cargado, que el sistema electrónico no funcione correctamente o que se haya olvidado de llevar el control remoto con usted y se dé cuenta cuando ya esté en camino.

Al elegir un chaleco con calefacción o ropa interior climatizada, asegúrese de usar el talle correcto y saber dónde se encuentran los elementos de calefacción. Antes de usarlo, no olvide inspeccionar todos los cables expuestos, las conexiones y las baterías para comprobar si hay indicios de daños, y asegúrese de sujetar y sellar las baterías y saber cómo apagar el dispositivo si se recalienta. Evite comprimir o doblar los elementos de calefacción para impedir que haya averías o un recalentamiento. Si observa que la batería se calienta inusualmente, apague el dispositivo de calefacción y finalice el buceo. Los buzos han informado compresiones de elementos de calefacción doblados incorrectamente y quemaduras por la exposición directa de su piel al elemento de calefacción sin una capa de ropa entre el chaleco de calefacción que protegiera la piel.

La ropa climatizada puede mejorar su comodidad durante un buceo en agua fría.

Recuerde que todas las piezas del equipo pueden fallar, y asegúrese de saber cómo los cambios de temperatura pueden afectar su estrés descompresivo para conocer los riesgos relacionados si la ropa climatizada pierde energía o si la usa incorrectamente.

© Alert Diver — Q2 2022

Español de México