Picaduras de animales marinos en lugares remotos

Historia reportada

Un miembro de DAN World comparte su experiencia luego de sufrir una picadura de un animal marino y aconseja a sus compañeros buceadores a ser cuidadosos al bucear, especialmente en lugares remotos.

Sobre mí

Soy ex directora de curso PADI con miles de inmersiones en mi haber. También tengo formación en Buceo Técnico con TDI y CDAA, y ahora soy fotógrafa submarina galardonada.

Estaba buceando en Lembeh Strait, una zona del norte de Sulawesi, famosa por ser uno de los mejores sitios para el buceo macro. La vida marina es asombrosa, en abundancia, donde se pueden encontrar algunos animales raros e inusuales, y la fotografía macro es realmente el foco.  

Mi incidente

Estaba fotografiando un nudibranquio y decidí ajustar mi luz estroboscópica derecha. Toqué un coral con una pequeña parte de mi dedo medio. El dolor fue instantáneo e intenso. Esta acción fue desafortunada, no tuvo nada que ver con una mala flotabilidad o con el intento de sostenerme del arrecife. 

Subí al barco e inmediatamente sumergí la mano en agua caliente, lo que alivió instantáneamente el dolor. Luego de un par de horas de terapia con agua caliente, me sentí bien y continué buceando durante el resto del día. Esa noche tuve fiebre y me sentí bastante mal. Mi mano comenzó a ampollarse y a hincharse, pasé casi todo el día siguiente durmiendo. Mis compañeros me dieron antiinflamatorios y cremas antisépticas de sus botiquines. 

infección bacteriana por tocar el coral

Tratamiento

El personal contactó a un médico con algunas fotografías de mi mano y del coral, que permanece sin ser identificado. El médico sugirió algunos medicamentos para aliviar el dolor y me recetó antibióticos junto con otros antiinflamatorios. 

After two days out of the water I was feeling better and did not want to waste the remainder of my expensive trip, so I decided to continue diving. My fingers were looking much better during the diving – I had covered the affected area with anti-bacterial cream and wore a surgical glove covered by my own neoprene glove. After being out of the water for 20 hours awaiting my flight home, the fingers had become very blistered and enlarged.

Insistí en ver a un médico, el cual me diagnosticó una reacción alérgica grave y me recetó una segunda dosis de antibióticos, antiinflamatorios y esteroides. 

Luego tuve que recurrir a la clínica del aeropuerto de Singapur, porque mis ampollas se reventaron en el primer vuelo y necesité que las vendaran antes de embarcar mi último vuelo a casa.

De regreso en Australia, mi médico me recetó una tercera dosis de antibióticos. Luego, después de tomar una muestra de la ampolla que aún supuraba (casi 3 semanas más tarde), me recetó un cuarto antibiótico diferente para tratar dos bacterias desagradables que aún persistían, incluida una asociada con aguas residuales. 

Afortunadamente, me recuperé totalmente.

I Didn’t Contact DAN

I did not contact DAN as the internet connection was intermittent and I didn’t have the energy to figure it out. Contacting DAN was also not suggested by staff at the resort. By the time I was feeling better I foolishly thought I was on the mend.

Mis reflexiones tras el incidente

  • No Glove Policy: The resort enforced a no glove policy. The premise of this policy is that divers do not touch anything with their hands and only use a muck stick to ‘control’ their buoyancy, thereby not damaging the environment. On the one hand, this policy has its merits but, on the other hand, in an area of poisonous fish and corals, this policy can, at worst, risk a major health hazard and, at best, ruin a dive holiday. I question whether such a policy should be enforced in such areas and want to bring awareness to other divers visiting this destination, and other locations with a similar policy.
  • Lack of training by staff: Before booking a trip, I suggest you seek confirmation that the resort staff are trained in appropriate first aid, and they have medical/emergency procedures in place, as well as sufficient and relevant medical supplies to manage an incident or emergency – particularly those in remote locations. 

Comentario

  • Llame a la línea directa: DAN tiene un número local al cual los buceadores pueden llamar desde Indonesia y otros países. DAN alienta a los buceadores a llamar a la línea directa de emergencia las 24 horas, los 7 días de la semana para recibir asesoramiento: no utilice las redes sociales ni el correo electrónico para informar a DAN sobre un incidente. Llamando a la línea directa se asegurará de recibir asesoramiento inmediato.
  • Elaboración de políticas: When resorts, associations, and others are creating policies that will impact divers, such as the No Glove Policy, it’s important to consider the potential adverse impact on divers by implementing such a policy: DAN is available to provide advice based on our diving health and safety experience. 
  • Nueva iniciativa de formación en Indonesia: DAN ha anunciado recientemente una iniciativa por la que 1.000 miembros del personal de apoyo al buceo recibirán formación en Soporte de vida básico y Primeros auxilios con oxígeno de emergencia. Además, cada estudiante recibirá un botiquín de primeros auxilios gratuito proporcionado por DAN. DAN se esfuerza por mejorar la seguridad del buceo en Indonesia. Esta es una tarea inmensa y proporciona importantes beneficios para la comunidad local y los buceadores internacionales que visitan Indonesia. 

DAN está reuniendo a las agencias de entrenamiento de buceo en Indonesia para que apoyen esta iniciativa y colaboren con DAN para brindar capacitación en eventos en todo el país. Estamos trabajando para formar a guías de buceo, marineros, capitanes de barco, personal de tierra y personal en sitios de buceo a fin de que cuenten con los conocimientos necesarios para ayudar a los buceadores de forma rápida y eficaz en caso de incidente. 

Spanish