Una voz para el océano

Buzos y voluntarios ayudan a limpiar el océano. Foto cortesía de Annie Crawley.

Annie Crawley inspira a los jóvenes a tener una pasión por proteger el océano.

En el corazón del noroeste del Pacífico, justo al norte de Seattle, Washington, los buzos acuden en manada a un área marina protegida (MPA, por sus siglas en inglés) local llamada Edmonds Underwater Park. Con algunos de los puntos de buceo más inmaculados en el área del estrecho de Puget del mar Salish, esta MPA tiene bacalaos gigantes, campos de anémonas de mar pedunculadas y coloridos cangrejos y nudibranquios. Entre los buzos que frecuentan el parque están Annie Crawley y su equipo de buceo de niños y adolescentes. Con sus trajes secos colocados y sus cámaras en mano, los jóvenes exploradores del océano documentan el mundo submarino con Crawley como su mentora y guía. Su misión: ser una voz para el océano.

Crawley, nacida y criada en Chicago, Illinois, no vio el océano hasta que ingresó a la universidad. Su vida cambió para siempre cuando respiró bajo el agua por primera vez. Actualmente es una fotógrafa submarina galardonada, cineasta, autora, oradora ambiental y entrenadora experta de buceo (Master Scuba Diver Trainer). Viaja por el mundo para documentar pulpos gigantes de California y ballenas jorobadas en sus zonas de alumbramiento y para danzar con tortugas, delfines, mantas y mares de medusas. Pero también ha sido testigo de alarmantes pruebas de destrucción y polución del océano.

Crawley enseña técnicas de fotografía.

A través de narraciones, Crawley cambia la manera en que las personas ven su relación con el océano y les da herramientas para protegerlo. “El océano es responsable de más del 50 por ciento del oxígeno en cada respiración”, afirmó. “Contiene el 97 por ciento del agua de nuestro planeta, y 3 mil millones de personas dependen de la proteína del mar para vivir. Protegemos lo que amamos”.

Crawley materializa la energía del océano a través de su pasión y amor por todas las cosas. Unidos por un amor por el buceo y la exploración del océano, los miembros de su equipo de buceo también son narradores juveniles. Mediante el uso de sus propias fotos, videos y ensayos, crearon un sitio web para la MPA (EdmondsUnderwaterPark.com) con la esperanza de ilustrar a la comunidad sobre las vidas que hay debajo de la superficie de su “patio trasero” en el noroeste del Pacífico.

Formar a buzos jóvenes no es una tarea fácil. Desde fabricar equipo personalizado hasta una extensa capacitación, el trabajo duro vale la pena. Crawley capacita a algunos de los buzos más competentes del mundo, algunos de tan solo 10 años. Los buzos jóvenes aprenden lecciones de vida como responsabilidad y trabajo en equipo. Los estudiantes siempre están dispuestos a echar una mano, ya sea realizando buddy-checks (verificaciones mutuas con su compañero), ayudándose unos a otros a colocarse los trajes secos o sosteniendo a buzos mientras ingresan al agua caminando con equipo pesado. Su compromiso con el equipo y el océano se extiende a la comunidad.

Un miembro del equipo de buceo nada a través de un mar de anémonas en Edmonds Underwater Park.

Inspirados por su experiencia en buceo, muchos de los jóvenes dirigen grupos ambientalistas en sus escuelas. Las historias que escriben sobre el mundo submarino a menudo aparecen en periódicos locales. El equipo de buceo organiza limpiezas submarinas, donde familias, amigos, voluntarios y buzos los ayudan a extraer cientos de kilogramos de basura del puerto local. El equipo incluso viajó al capitolio del estado de Washington en Olimpia en 2019 para apoyar un proyecto de ley que prohibía los plásticos de un solo uso.

Crawley y la autora Patricia Newman presentaron el activismo del equipo de buceo en su último libro, Planet Ocean: Why We All Need a Healthy Ocean, (Planeta océano: por qué necesitamos un océano saludable). El libro informa a los lectores de todas las edades sobre las maravillas y los peligros a los que se enfrenta el océano y los inspira a usar su imaginación y participar en la solución de los problemas de nuestro océano.

No es necesario ser buzo para unirse al equipo de buceo de Annie Crawley. Solo debe comprometerse a ser una voz para el océano y hablar sobre ello todos los días. Crear conciencia acerca del océano inspirará pasión por protegerlo.

Aprender fotografía es una parte integral de la narración de historias.

Crawley reconoce el valor de la acción comunitaria. “La conciencia pública impulsa el cambio político y empresarial”, afirmó. Si hacemos pequeños cambios en nuestras vidas y exigimos acciones de grandes contaminadores, podemos proteger ecosistemas valiosos y vulnerables.

Como expresa en Planet Ocean, “no podemos ser saludables sin un océano próspero”.

Para obtener más información sobre Crawley y su equipo de buceo, visite OurOceanAndYou.com.


Explore más

Visit Edmonds Underwater Park with Annie Crawley in this video.https://www.youtube.com/embed/Cr9STpi2C9Y?feature=oembed

© Alert Diver — Q3/Q4 2021

Español de México