Viajar de manera más inteligente: considere el clima

Con algo de previsión, equipo y preparación, aún podrá disfrutar de su buceo a pesar de las inclemencias del tiempo. Las siguientes consideraciones pueden ser útiles cuando planifique sus buceos y cree o revise sus planes de acción de emergencia (PAE).

Sol

Al bucear en días soleados, lleve un sombrero, una camiseta de manga larga o una camiseta protectora y gafas de sol para proteger su piel y sus ojos. Elija un protector solar que sea menos nocivo para los corales —las barreras físicas como el óxido de cinc y el dióxido de titanio normalmente son mejores que las barreras químicas como la oxibenzona—. Los rayos ultravioleta (UV) penetran las nubes, por lo que debe protegerse del sol incluso cuando el cielo está nublado. 

Al colocarse el traje de neopreno, recuerde que un buzo seco con un traje de neopreno negro puede recalentarse rápidamente en un día soleado. Cuelgue su equipo para que se seque a la sombra y no bajo la luz solar directa para protegerlo de los rayos UV. Beba mucha agua y coma algunos bocadillos salados si se hidrata activamente.

Viento y lluvia

En días ventosos, esté preparado para mares agitados. Use una boya de superficie para que sea más fácil verlo en la lluvia o una superficie agitada. Si es propenso a los mareos, consuma alimentos sencillos y utilice algún medicamento para los mareos que tolere bien. 

Cuando bucee desde una embarcación, asegúrese de sujetar su equipo, y tenga especial cuidado si la cubierta está mojada y resbalosa. Las entradas y salidas pueden ser más difíciles en condiciones ventosas, así que procure calcular su salida correctamente y tenga cuidado cuando agarre una escalera en movimiento. Escuche atentamente el informe de seguridad que se brinde en el lugar; el capitán o la tripulación puede tener instrucciones específicas para abordar la embarcación en condiciones ventosas o agitadas. Nuestros cuerpos pierden calor rápidamente cuando nos mojamos, especialmente en condiciones ventosas, por lo que debe considerar llevar una chaqueta de lluvia.

Relámpagos

En una tormenta es mucho más seguro estar en ambientes cerrados que en cualquier parte a la intemperie. Familiarícese con los patrones climáticos locales o escuche un pronóstico para evitar quedar atrapado en una tormenta. En muchas áreas, las tormentas son más comunes por la tarde, así que procure planificar las excursiones en horas tempranas. Incluso si el cielo está azul, los relámpagos aún pueden ser un riesgo si hay nubes de tormenta en el área.

Evite bucear o estar en el agua durante una tormenta. Es difícil no ser el objeto más alto si se encuentra en el agua, y una corriente eléctrica puede desplazarse distancias significativas sobre la superficie del agua. Algunas personas pueden creer que permanecer bajo el agua es una buena idea porque el relámpago no tiende a penetrar muy profundamente en la columna de agua, pero eso no resulta práctico en la mayoría de las situaciones. El suministro de gas, los límites de descompresión, la temperatura del cuerpo y la energía son consideraciones fundamentales.

Si sale a la superficie en medio de una tormenta, permanecer a unos 6 a 9 metros (20 a 30 pies) puede ser razonable, en especial si sale a la superficie lejos de la embarcación o la costa y cree que la tormenta pasará pronto o perderá intensidad rápidamente. Sin embrago, solo debe considerar este enfoque si también puede seguir todas las pautas para un buceo seguro. Una mejor opción normalmente es salir del agua rápidamente. 

 © la revista - Q1 2023

Spanish