Si alguna vez necesita ayuda, DAN estará a su disposición. Los médicos de DAN están de guardia las 24 horas del día, los 365 días del año para asistir a buzos y personal médico a gestionar emergencias de buceo.

Si cree que está experimentando una emergencia con riesgo de muerte, llame al servicio local de emergencia o lleve a la persona lesionada al centro médico más cercano. Es crucial asegurarse de que la persona esté estabilizada y que un profesional de la medicina evalúe su estado. Después de ponerse en contacto con los servicios médicos de emergencia, llame a DAN para obtener más ayuda o para programar una consulta con el proveedor local de servicios médicos.

Los miembros de DAN también pueden conectarse con el servicio exclusivo TravelAssist a través de la línea de emergencias de DAN. Si viajó a más de 80 kilómetros (50 millas) de su casa y necesita asistencia en viaje (ayuda con una prescripción médica, adelantos en efectivo, servicios de interpretación o una evacuación médica), basta con llamar a la línea de emergencias de DAN: nosotros coordinaremos la ayuda que necesita.


Qué puede esperar al llamar a la línea de emergencias de DAN:

  • Deberá indicar su nombre, ubicación y teléfono de contacto. Si es miembro de DAN, indique también su número de membresía.
  • Los médicos de DAN pueden dar recomendaciones de inmediato o llamarlo más tarde, tras organizar la ayuda. DAN puede comunicarse con su red para prestar la mejor ayuda posible.
  • Si la llamada se corta, volveremos a llamar de inmediato al número que nos indicó. Si no recibe nuestra llamada a los pocos minutos, intente llamarnos nuevamente. Cuando llame desde el exterior, recuerde marcar el código del país (+1, en el caso de Estados Unidos).

Cronología de una llamada de emergencia (haga clic para leer)

La línea de emergencias de DAN recibe un promedio de 5200 llamadas al año. Los médicos de DAN están de guardia las 24 horas, los 365 días del año para proporcionar asistencia médica de emergencia a los buzos que lo necesiten. Estos profesionales médicos comprometidos responderán su llamada sin importar dónde se encuentren o qué estén haciendo. La siguiente cronología de un caso reciente sirve como ejemplo de cómo se desarrolla la situación cuando un buzo llama a DAN durante una emergencia.

2:28 a.m. (hora del este): Caribe neerlandés – hotel de buceo
El Sr. García, de 56 años, no puede dormir. Las ganas de orinar están acompañadas de dolor y al sentarse en la cama advierte que tiene las piernas entumecidas. No está seguro de poder ponerse de pie. Algo está mal. Se pregunta “¿Tengo enfermedad por descompresión? ¿Cómo es posible? Si hice todo bien…”. Su esposa le aconseja llamar a DAN.

2:35 a.m. (hora del este): Durham, Carolina del Norte – casa de un médico de DAN
Suena el teléfono celular de un médico de DAN. El operador le transmite el nombre, el teléfono y la ubicación del Sr. García. El Sr. García cuenta que realizó ocho inmersiones en los dos últimos días y describe sus síntomas. El médico de DAN reconoce que podría tratarse de un caso grave de enfermedad por descompresión (EDC), y que se debe actuar de inmediato. El médico recomienda al Sr. García que se someta a una evaluación en el centro de salud más cercano y que llame a DAN cuando llegue, para que el médico tratante pueda hablar con un médico especializado en buceo. El Sr. García está de acuerdo y le pide a su compañera de buceo que lo ayude a ir a la clínica local.

2:45 a.m. (hora del este)
El médico de DAN llama a la cámara hiperbárica de la isla para avisar sobre un posible caso de EDC. Es probable que las instalaciones no sean adecuadas para la gravedad del caso. El médico del centro de tratamiento hiperbárico está de acuerdo en que la afección podría estar localizada en la médula espinal y alerta al personal.

3:05 a.m. (hora del este): Caribe neerlandés – clínica médica
El Sr. García y el médico a cargo de la evaluación llaman a DAN para hacer una consulta. El médico informa que su paciente presenta debilidad bilateral de las extremidades inferiores, disminución de la sensibilidad y retención urinaria. Está de acuerdo con la evaluación inicial de DAN de que, probablemente, el Sr. García padezca EDC. El médico de DAN informa al médico tratante que ya notificó al centro hiperbárico local sobre el caso, y el médico tratante coordina el traslado en ambulancia del paciente.

3:45 a.m. (hora del este): Caribe neerlandés – centro de tratamiento hiperbárico
El Sr. García necesita ayuda para ingresar a la cámara, porque no puede caminar y le han colocado un catéter urinario. El médico hiperbárico ha aceptado tratar al buzo pero, tras examinarlo, advierte que el caso exige una atención de mayor complejidad que la que puede ofrecer su cámara. Administra un tratamiento inicial en la cámara hiperbárica mientras el médico de DAN comienza a organizar una evacuación con destino a un centro más adecuado.

4:05 a.m. (hora del este): Durham, Carolina del Norte – casa del médico de DAN
El médico de DAN se comunica con el director médico de DAN para ponerlo al tanto del caso. El director está de acuerdo con el plan. Después, el médico contacta a TravelAssist, de DAN, los pone al corriente del caso y se coordina una evacuación médica de emergencia. Se determina que el centro de tratamiento hiperbárico más adecuado para el Sr. García se encuentra en Miami, Florida.

4:30 a.m. (hora del este): Stevens Point, Wisconsin –TravelAssist, de DAN
Un representante de DAN TravelAssist se comunica con el Mercy Hospital, en Miami, que acepta recibir al paciente. TravelAssist se comunica con el médico tratante del centro hiperbárico en el Caribe neerlandés para informarle que se está coordinando la evacuación médica de su paciente.

5:00 a.m. (hora del este): Caribe neerlandés – centro de tratamiento hiperbárico
Durante el tratamiento, el Sr. García manifiesta que se siente un poco mejor. Está recuperando la sensibilidad en las piernas, pero sigue demasiado débil como para caminar normalmente. El médico tratante explica que esto no solo es normal, sino que es un buen signo. El primer tratamiento finalizará a las 9 a.m. (hora del este).

8:30 a.m. (hora del este): Durham, Carolina del Norte – sede central de DAN
El médico ya está TravelAssist TravelAssist de DAN confirma se ha contratado a una ambulancia aérea para llevar a cabo la evacuación; el avión se mantendrá a una presión atmosférica equivalente a la del nivel del mar. La ambulancia aérea estará lista para despegar de Ft. Lauderdale, Florida, a las 9 a.m. (hora del este) y debería llegar al Caribe neerlandés a las 12 del mediodía (hora del este).

10:00 a.m. (hora del este): Caribe neerlandés – centro de tratamiento hiperbárico
El Sr. García ha completado el primer tratamiento, y el médico tratante informa que el paciente ha recuperado parte de sus funciones motoras y sensoriales. El Sr. García y su esposa estarán listos para la evacuación médica al mediodía.

11:30 a.m. (hora del este): Caribe neerlandés – aeropuerto
El médico tratante, una enfermera, un paramédico, el Sr. García y su esposa llegan al aeropuerto poco antes de que aterrice la ambulancia aérea. Después de que el avión se reabastece de combustible y el personal termina de completar la documentación, el paciente, su esposa, una enfermera de vuelo, el paramédico, el médico tratante y los pilotos abordan la aeronave, que despega menos de una hora después de haber aterrizado.

3:35 p.m. (hora del este)
La ambulancia aérea aterriza en Miami, donde una ambulancia terrestre ya los espera en la pista de aterrizaje. Los viajeros pasan rápidamente por los controles de migraciones y aduana, siguiendo procedimientos especiales de emergencia.

4:15 p.m. (hora del este)
La ambulancia terrestre recorre 15 kilómetros (9 millas) y llega al Mercy Hospital en menos de 20 minutos.

4:45 p.m. (hora del este): Miami, Florida – Mercy Hospital
El Sr. García ingresa al hospital y un especialista en medicina hiperbárica lo recibe en la sala de emergencias. El médico y las enfermeras realizan exámenes, toman una muestra de sangre, verifican los antecedentes médicos del paciente, completan la documentación necesaria y se comunican con DAN para confirmar la cobertura de seguro del Sr. García.

5:30 p.m. (hora del este)
El médico especialista inicia el segundo tratamiento hiperbárico, según la Tabla 6 de la Marina de Estados Unidos.

10:30 p. m. (hora del este)
Después del tratamiento, el Sr. García se siente agotado, pero feliz de estar recuperándose. El especialista en medicina hiperbárica les explica que, si bien está recuperándose bien, estos casos son graves y deben tratarse de manera intensiva y rápida.

Durante los dos días siguientes, el Sr. García recibe cuatro tratamientos hiperbáricos según la Tabla 5 de la Marina de Estados Unidos, intercalados con sesiones de fisioterapia. El personal médico le retira el catéter urinario después del cuarto tratamiento según la Tabla 5. Aunque el Sr. García sigue con debilidad en ambas piernas, puede caminar con menos ayuda.

En los próximos días, el Sr. García recibe cuatro tratamientos según la Tabla 9 de la Marina de Estados Unidos y su debilidad residual permanece igual tras cada una de las tres últimas intervenciones. El médico tratante observa que el Sr. García ha alcanzado la estabilidad clínica y que el tratamiento hiperbárico ya no tendrá más efectos terapéuticos. A partir de ese momento solo resta esperar y hacer los ejercicios de fisioterapia.

Después de tres meses, el Sr. García ya se ha recuperado por completo, a excepción de una ligera debilidad en la pierna derecha. Otros dos meses más tarde, la recuperación es total.

Español de México