Una pregunta importante: ¿qué es una boya de superficie de acción retardada?

Las DSMB pueden ayudar al personal de apoyo en la superficie y otras embarcaciones a localizar buzos en la superficie.

LAS BOYAS DE SUPERFICIE (SMB, por sus siglas en inglés) Y LAS BOYAS DE SUPERFICIE DE ACCIÓN RETARDADA (DSMB, por sus siglas en inglés) son dispositivos de seguridad comunes y fundamentales. Estos tubos inflables de colores brillantes, a veces llamados boyas verticales de seguridad, son piezas esenciales del equipo que los buzos deben llevar en la mayoría de los buceos. Los buzos normalmente las usan como dispositivos de señalización para marcar su ubicación debajo de la superficie y alertar al tráfico marítimo. Los buzos técnicos pueden usar una DSMB como línea ascendente para efectuar sus paradas de descompresión obligatorias. Los rescatistas pueden utilizarlas en el caso de que haya un buzo accidentado, del mismo modo que un guardavidas usaría un tubo de rescate en la superficie. Existen varios mitos y errores sobre las DSMB, y muchos buzos las usan de manera incorrecta e ineficaz.

Terminología

TerminologíaUna DSMB técnicamente es una SMB, pero una SMB no es una DSMB. Los buzos pueden usar una DSMB en la superficie o desde la profundidad gracias a una válvula de sobrepresurización (OPV, por sus siglas en inglés). Esta válvula permite el escape de aire y libera el gas que se expande, de acuerdo con la ley de Boyle. El diseño de una SMB, que no tiene una OPV, implica que solo debe inflarse en la superficie. Si lanza una SMB desde la profundidad, sufrirá daños físicos por una sobreexpansión a medida que ascienda. Este artículo hará referencia a las DSMB ya que sus aplicaciones y características son más extensas que sus contrapartes, las SMB.

ESPECIFICACIONES

Las DSMB están disponibles en diversos tamaños, formas y colores —algunas son más prácticas que otras—. Una DSMB de 1,2 metros (4 pies) es suficiente para que los buzos aprendan las técnicas de lanzamiento con fines de capacitación. Fuera del entorno de la capacitación, los buzos deben usar como mínimo una DSMB de 1,8 metros (6 pies), que proporciona una mejor visibilidad al personal de apoyo en la superficie y otras embarcaciones, en especial en mares adversos con grandes olas. También ofrece suficiente alzamiento para evitar ser arrastrada bajo el agua mientras el buzo está ascendiendo.

El naranja y el amarillo son los colores más comunes y ofrecen la mejor visibilidad, pero no hay un color que sea el estándar de la industria. Las DSMB también están disponibles en rosa, blanco, verde e incluso negro, pero algunos colores no son tan fáciles de ver en la superficie debido al reflejo y porque pueden mezclarse bajo ciertas condiciones diurnas. Algunos fabricantes agregan tiras reflectantes y una funda transparente y delgada en la parte superior para colocar una luz estroboscópica o una luz química para su uso en condiciones de poca luz.

Algunos buzos designan colores de DSMB específicos para comunicar diferentes mensajes al personal de apoyo en la superficie. Esta práctica es más común en el buceo técnico. Por ejemplo, una DSMB naranja puede comunicar que todos los buzos están contabilizados y bien, y una amarilla puede indicar alguna emergencia. Una pizarra o una página de un cuaderno subacuático adherida a la DSMB amarilla puede especificar el problema y describir las medidas de intervención necesarias por parte del personal de apoyo en la superficie. Desde luego, este sistema solo funciona si todos los buzos acuerdan un plan predefinido. Independientemente del color, todos los buzos deben considerar escribir sus nombres en letras grandes en sus DSMB para que el personal de apoyo en la superficie pueda identificar al buzo que está abajo más fácilmente.

TÉCNICAS

Algunos buzos insisten en usar un carrete en lugar de una bobina o viceversa. Los buzos deben considerar las ventajas y desventajas de cada uno y tomar una decisión sobre la base de sus necesidades de buceo personales. Cada uno tiene sus ventajas —un carrete es más fácil de lanzar, pero una bobina es más difícil que se atasque—.

Los buzos también debaten si es mejor adherir de forma permanente (preinstalar) una bobina o un carrete a la DSMB para que esté lista para un rápido lanzamiento o dejarla para armarla bajo el agua. ¿Debe un buzo sujetar la DSMB directamente a su compensador de flotabilidad (chaleco) o guardarla en un bolsillo o una bolsa? Cada buzo debe evaluar sus necesidades y decidir qué opción es la más práctica para todas estas consideraciones.

Existen opiniones firmes acerca de cómo inflar una DSMB. ¿Debo inflarla con la boca? ¿Podría exhalar desde su segunda etapa o purgar el octopus hacia el fondo abierto? ¿Y podría sujetar un inflador de baja presión de un traje seco o un chaleco? Todos estos métodos son viables con una capacitación adecuada y una práctica regular.

CONSIDERACIONES DE SEGURIDAD

Hay algunas inquietudes universales respecto a la seguridad que se deben abordar siempre que se utilice una DSMB. Los buzos nunca deben enganchar el carrete ni la bobina a su cuerpo durante el lanzamiento porque si se atasca, la flotabilidad excesiva podría causar un ascenso rápido. Si sujeta el carrete o la bobina después de que la DSMB ya se encuentre en la superficie, una embarcación o una persona curiosa que esté pasando en la superficie podría jalar la línea, y nuevamente causar un ascenso rápido.

Cuando lance una DSMB, recuerde que lento es suave, y suave es rápido. Los buzos deben mantener todas las líneas tirantes y lo más alejadas de sus cuerpos que les sea posible. Mantener esta distancia disminuirá la probabilidad de que se produzca un enredo. Si las líneas están demasiado sueltas, tómese un momento para resolverlo. Los problemas pueden agravarse rápidamente, y la línea es implacable si un buzo se enreda en ella.

Los buzos deben tener un dispositivo de corte al que puedan acceder con facilidad cada vez que lancen una DSMB. De ser posible, un compañero de buceo debe estar cerca para intervenir en el caso de que el lanzamiento resulte fallido o se vea obstaculizado.

Lo que es más importante, los buzos deben practicar. Volverse diestro en el lanzamiento de una DSMB lleva tiempo. Diríjase a una piscina local u otro espacio de aguas confinadas con su compañero y practique cada paso del proceso, e identifique las áreas con deficiencias. Pida ayuda a instructores y mentores. No tenga miedo al fracaso, ya que así es como se aprende y se desarrolla la memoria muscular. Al final de cada buceo, considere lanzar una DSMB. La repetición genera capacidad y comodidad con una habilidad que todos los buzos deben poseer.

Las DSMB pueden ayudar al personal de apoyo en la superficie y otras embarcaciones a localizar buzos en la superficie.

Una DSMB de al menos 1,8 metros (6 pies) de largo garantizará una visibilidad suficiente..

© Alert Diver — Q3 2022

Español de México