Capítulo 3: Intoxicaciones

"Sepa lo que está comiendo"

Las intoxicaciones por pescados y mariscos son enfermedades provocadas por la ingesta de una toxina natural presente en estos. Esta toxicidad puede ser inherente a la especie, como es el caso del pez globo y otros tetraodontiformes, o puede resultar de la contaminación externa como es el caso de las intoxicaciones por crustáceos o ciguatera. Muchos problemas gastrointestinales comúnmente atribuidos a las intoxicaciones por mariscos son, a menudo, realmente el resultado de infecciones gastrointestinales causadas por la ingesta de bacterias, parásitos, o virus perjudiciales, y por esta razón, no están incluidos es este texto.

En este capítulo, trataremos el ictiosarcotoxismo, una forma de intoxicación alimentaria que resulta de la ingesta de la carne de un pescado que contiene toxinas naturales. Ictiosarcotoxismo proviene de los términos griegos ichthyo (pez), sarx (carne) y toxism (intoxicación o envenenamiento). Los tres ictiosarcotoxismos principales con ciguatera, intoxicación por pez globo, y tetrodotoxismo. También trataremos intoxicaciones relacionadas con los crustáceos. Puesto que éstos son moluscos bivalvos y no peces, estos casos no pueden denominarse ictiosarcotoxismos.

Aprenda más sobre:


Ciguatera

La Intoxicación por ciguatera se produce cuando se consume pescado de arrecife contaminado. Determinados peces de arrecife bioacumulan toxinas producidas por microorganismos en su dieta. Aunque la intoxicación por ciguatera no debería ser fatal, no existe tratamiento, de modo que es prudente familiarizarse con especies potencialmente tóxicas para evitar esta intoxicación.

Fuente de intoxicación

La ciguatera es provocada por la ingesta de pescado contaminado con ciertas toxinas conocidas en su conjunto como ciguatoxinas, producidas por los dinoflagelados unicelulares fotosintéticos (Gambierdiscus toxicus) que son parte del fitoplancton. Los dinoflagelados son epifitos, lo que significa que viven en superficies de coral muerto y macro algas. Los pequeños peces de arrecife se alimentan de estos corales y macro algas, ingiriendo accidentalmente estos dinoflagelados. Como estos peces pequeños son ingeridos por depredadores más grandes, la toxina se transmite a través de la cadena alimenticia, y se acumula en los tejidos de los depredadores más altos a través de un proceso conocido como bioacumulación. La intoxicación humana puede producirse cuando se consume cualquiera de los peces involucrados en esta cadena alimenticia, pero es mucho más probable al ingerir los depredadores más grandes.

Entre las especies conocidas por ser una fuente de Intoxicación se incluyen barracudas, pargos, morenas, peces loro, meros, peces ballesta y peces del grupo carángidos como medregal o limón, pero existen otras especies que pueden provocar brotes ocasionales. Las toxinas de la ciguatera rara vez contaminan a los peces pelágicos como el atún, el marlín, la lampuga, u otros peces de aletas radiadas. La ciguatoxina puede encontrarse alrededor del mundo en el cinturón de arrecifes tropicales, entre los 35 grados de latitud norte y los 35 grados de latitud sur.

Epidemiología

La ciguatera es, probablemente, el tipo de intoxicación por alimentación marina más común. Es endémica en Australia, el Caribe, y las islas del Pacífico Sur. Los casos de ciguatera deberían limitarse naturalmente a estas áreas, pero debido a las importaciones comerciales, se han reportado casos de ciguatera en zonas como St, Louis, Missouri, y la ciudad de Nueva York.

Aproximadamente 50.000 casos reportados de intoxicación por ciguatera ocurren anualmente en todo el mundo. Es todo un desafío recopilar información epidemiológica con respecto a la intoxicación por ciguatera; debido a la amplia variedad de síntomas, la ciguatera a menudo es mal diagnosticada, o directamente no se la diagnostica. Las personas en las zonas endémicas, a menudo ignoran la evaluación médica, mientras que los casos importados no son diagnosticados o reportados, porque los médicos fuera de las regiones endémicas pueden estar poco familiarizados con los síntomas de una toxina tropical. Estudios recientes sugirieron que la incidencia de esta enfermedad está aumentando, aunque esto podría deberse a un incremento de los casos reportados más que a un aumento de la incidencia de la enfermedad.

Signos y síntomas

La toxicidad depende de la exposición y la dosis (cuánto se ingiere). La aparición de los síntomas generalmente ocurre dos a seis horas luego de la ingesta. Los síntomas pueden durar desde semanas a años, y en algunos casos, llevar a una incapacidad crónica.

Los signos y síntomas pueden ser altamente variables, pero generalmente incluyen manifestaciones neurológicas o gastrointestinales; alrededor del 80% de los pacientes mostraron diferentes grados de deterioro en ambos sistemas. Las manifestaciones más comunes incluyen:

  • Síntomas Gastrointestinales tales como dolor abdominal y gastroenteritis, nausea, vómitos, o diarrea. Estos síntomas iniciales generalmente se resuelven sin intervención en pocas horas.
  • Síntomas Neurológicos que Incluyen parestesia (cosquilleo y entumecimiento), ataxia (movimientos musculares descoordinados), y vértigo. Los casos graves incluyen alodinia fría (inversión en la temperatura), una sensación de ardor al contacto con objetos fríos. Los síntomas neurológicos pueden persistir, y, a menudo son erróneamente diagnosticados como esclerosis múltiple. En pacientes con un historial reciente de buceo, debilidad y dolor muscular, estos síntomas neurológicos pueden también confundirse con la enfermedad descompresiva.
  • Prurito cutáneo que pueden persistir durante semanas y empeorar como resultado de actividades que incrementan la temperatura de la piel, como el ejercicio y el consumo de alcohol.

Prevención

  • Evite consumir especies de pescados comúnmente asociados con la ciguatera: barracudas, pargos, morenas, peces loro, meros, peces ballesta, medregal o limón.
  • La ciguatoxina es inodora, insípida y resistente al calor -no sabrá diferente, y cocinarla no evitará la intoxicación.
  • Mientras que todo el pescado contiene la toxina, la mayor concentración se encuentra generalmente en el hígado, los intestinos, y las gónadas.

Tratamiento

No existe un tratamiento definitivo para la Intoxicación por ciguatera. Tanto los primeros auxilios como el cuidado hospitalario están destinados al control de los síntomas. Si el vómito es profuso, es importante corregir una posible deshidratación. Si sospecha que padece de ciguatera, procure la evaluación médica. La mejor manera de actuar es prevenir a través de la educación y evitar el consumo de pescados y mariscos en zonas endémicas o sospechosas.

El término ciguatera es realmente inexacto. "Ciguatera" fue acuñado por Antonio Parra en Cuba en 1787 para describir una indigestión luego de la ingesta de un tipo de caracol marino llamado "cigua" (Turbo pica). El término "cigua" fue, de algún modo, trasferido a una intoxicación provocada por la ingesta de pescado de arrecife de coral.


Intoxicación por ingesta de pescado del grupo de los escómbridos

La intoxicación por pescado escómbrido es una enfermedad de origen alimentario que resulta de la ingesta de pescado en mal estado, que contiene altas cantidades de histamina.

Fuente de intoxicación

Existen muchas especies diferentes de pescados implicados en la intoxicación por escómbridos, entre ellos: caballa, atún, bonito, albacora, sardina, anchoa, mahi-mahí, pez limón, marlín y arenque.

Si los escómbridos están mal refrigerados luego de haber sido pescados, comenzarán a descomponerse, y las bacterias del tracto intestinal del pescado invadirán su carne. Muchos peces contienen una cantidad significativa de un aminoácido llamado histidina en su carne. Cuando comienza la descomposición, las bacterias del tracto gastrointestinal transforman la histidina en histamina (un pequeño compuesto nitrogénico implicado en la regulación de las reacciones inmunes y las respuestas inflamatorias). Mientras que la ingesta de histidina es inocua, la de grandes cantidades de histamina puede asemejarse a una reacción alérgica.

Epidemiología

En los Estados Unidos y Europa, la Intoxicación por pescados escómbridos es responsable de hasta el 40% de los brotes de enfermedades provocadas por la ingesta de pescados y mariscos. Entre 1998 y 2002, hubo 167 brotes reportados en los Estados Unidos, que afectaron a 703 personas, pero no provocaron muertes. La intoxicación por pescado escómbridos puede suceder en cualquier parte del mundo donde se extraigan pescados susceptibles. Esta intoxicación es más común cuando se consume el pescado proveniente de la pesca recreativa o de operaciones a pequeña escala; rara vez ocurre con el producto de la pesca altamente regulada.

Signos y síntomas

La ingesta de grandes cantidades de histamina puede semejarse a una reacción alérgica. El comienzo de los síntomas puede variar desde minutos luego del consumo hasta dos horas, y generalmente se resuelve dentro de las 24 horas.

Los síntomas pueden incluir:

  • Enrojecimiento de la piel
  • Ardor bucal
  • Nausea
  • Calambres abdominales
  • Diarrea
  • Palpitaciones
  • Sudoración

Los signos pueden consistir en:

  • Enrojecimiento (eritema difuso)
  • Ritmo cardíaco acelerado en reposo.(taquicardia)
  • Hipo o hipertensión
  • Sibilancia (probable en individuos con historial de asma, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, o enfermedad reactiva de las vías aéreas)

Debido a su semejanza con una reacción alérgica, combinada con el poco conocimiento de la intoxicación, a menudo se la diagnostica erróneamente como alergia a los pescados y mariscos. Cualquier persona con los signos y síntomas compatibles con las reacciones alérgicas debería buscar una evaluación médica inmediata, puesto que la alergia y sus reacciones pueden ser potencialmente peligrosas.

Prevención

  • La intoxicación por pescados escombridos es totalmente evitable conservando inmediatamente el pescado fresco en heladeras o contenedores de hielo lejos de la luz del sol directa. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC según sus siglas en inglés), recomienda temperaturas menores a los 40ºF (4.4ºC) en todos los puntos de la cadena de abastecimiento.
  • Los pescados afectados pueden tener un sabor picante, pero el sabor normal no garantiza la seguridad.
  • La histamina es termoestable, de modo que cocinar el pescado no evitará la intoxicación.

Tratamiento

Al contrario de las reacciones alérgicas genuinas, donde la fuente de histamina es interna, el tratamiento de la intoxicación por pescado escombroide no requiere del uso de corticoides o adrenalina (epinefrina). En su lugar, la intoxicación por pescado escombroide responde muy bien a los antihistamínicos orales, generalmente mostrando resultados positivos dentro de los 10 a 15 minutos.

Nunca suponga, por usted mismo, que los antihistamínicos orales son suficientes para controlar una intoxicación por ingesta de pescado escombroide. Siempre busque la evaluación de un profesional médico y permita que él decida el tratamiento y el mejor plan de acción a seguir.


Marea roja e Intoxicaciones por Ingesta de Moluscos

Marea roja es un término coloquial para definir un fenómeno específico conocido como Floraciones de Algas Nocivas. En ocasiones, grandes concentraciones de micro organismos acuáticos florecen naturalmente en zonas costeras. La rápida acumulación de brotes de algas puede ser lo suficientemente significativo para provocar una coloración verde, roja o marrón de ambientes de estuarios y aguas dulces.

Los científicos desalientan el término marea roja, porque estos fenómenos no se relacionan con los movimientos de las mareas, y pueden no necesariamente ser de color rojo o siquiera presentar algún tipo de coloración. En cambio, cuando estas algas florecen, se asocian con toxinas potencialmente dañinas, una terminología más precisa es Floraciones de Algas Nocivas (HAB según su sigla en inglés)

Impacto negativo en los ecosistemas

Entre los microorganismos involucrados puede estar presente cierta especie de fitoplancton, que puede producir toxinas naturales dañinas que pueden concentrarse en los tejidos de los organismos filtro-alimentadores como los moluscos y crustáceos. La cadena alimentaria completa puede verse afectada, y como resultado, millones de peces pueden morir.

Peligro para las personas

Estas toxinas pueden afectar a las pesqueras comerciales y representan una amenaza para la salud pública. Las personas que consumen moluscos contaminados pueden sufrir una variedad de intoxicaciones, algunas potencialmente letales. Los peligros relacionados con las Floraciones de Algas Nocivas pueden no limitarse al consumo de moluscos, de modo que evite recolectar cualquier tipo de pescados y mariscos en zonas donde se sepa que estas Floraciones tienen brotes endémicos.

Intoxicaciones por ingesta de moluscos

Los moluscos pueden ser bivalvos (concha de dos partes) que capturan nutrientes filtrando agua. Durante este proceso, estos filtro-alimentadores pueden acumular toxinas y otros contaminantes. Cuando las personas consumen estos bivalvos, pueden intoxicarse. Estas toxinas son solubles en agua, y termo, ácido estables -permanecen inalterables con los métodos de cocción ordinarios. Las intoxicaciones por moluscos constituyen un grupo de cuatro síndromes diferentes provocados por la ingesta de moluscos bivalvos contaminados con toxinas producidas por algas microscópicas.

Síndrome

Existen cuatro tipos diferentes de intoxicaciones por moluscos que se asocian principalmente con mejillones, almejas, ostras, y ostiones o vieiras.

INTOXICACIÓN PARALIZANTE POR MOLUSCO (PSP SEGÚN SU SIGLA EN INGLÉS)

Estos moluscos pueden acumular una toxina llamada saxitoxina, que es producida por el fitoplancton (dinoflagelados, diatomeas y cianobacterias). Algunos moluscos permanecen tóxicos durante varias semanas, mientras que otros pueden almacenar la toxina hasta por dos años.

La PSP está asociada con la floración de algas nocivas, que puede ocurrir en casi todos los océanos. Puede ser letal, especialmente en los niños. Los síntomas aparecen unos minutos después de la ingesta e incluyen nauseas, vómitos, diarrea, calambres abdominales, entumecimiento o ardor alrededor de la boca, encías, lengua, y progresar hacia el cuello, los brazos, las piernas, y los dedos de los pies. Otros síntomas incluyen sequedad de boca, falta de aire, dificultades en el habla, y pérdida de la consciencia. Los signos de toxicidad y mortalidad también se ven en animales silvestres.

INTOXICACIÓN AMNÉSICA POR MOLUSCO (ASP SEGÚN SU SIGLA EN INGLÉS)

Este raro síndrome es causado por consumir moluscos contaminados con una toxina llamada ácido domoico, producida por ciertas diatomeas marinas.

Los síntomas pueden aparecer 24 horas después de la ingesta de moluscos contaminados e incluir nauseas, vómitos, diarrea, calambres abdominales y gastritis hemorrágica. Los signos neurológicos son serios y puede llevar hasta tres días desarrollarlos. Incluyen: mareos, desorientación, dificultad visual, pérdida de la memoria a corto plazo, debilidad motora, convulsiones, incremento de las secreciones respiratorias, y arritmias (ritmo cardíaco irregular) que ponen en riesgo la vida. La muerte es poco frecuente. Las condiciones resultantes debido al daño permanente en el sistema nervioso central pueden incluir la pérdida de memoria de corto plazo, y neuropatías periféricas (debilidad, entumecimiento o dolor como resultado del daño neurológico).

INTOXICACIÓN DIARREICA POR MOLUSCO (DSP SEGÚN SU SIGLA EN INGLÉS)

Ciertos dinoflagelados producen una toxina conocida como ácido ocadáico que puede provocar un síndrome diarreico. Esta toxina puede dañar la membrana mucosa del intestino haciéndola muy permeable al agua, lo que provoca una diarrea significativa, tanto como nauseas, vómitos y calambres abdominales.

Los síntomas pueden aparecer desde unos pocos minutos hasta una hora después de haber ingerido moluscos, y pueden durar alrededor de un día. No se han registrado síntomas potencialmente peligrosos, pero puede aparecer una grave deshidratación.

INTOXICACIÓN NEUROTÓXICA POR MOLUSCO (NSP SEGÚN SU SIGLA EN INGLÉS)

La NSP es provocada por una toxina llamada brevetoxina, naturalmente producida por un dinoflagelado conocido Karenia brevis. La brevetoxina puede causar una variedad de síntomas neurológicos muy parecidos a los de la ciguatera. La NSP no es, potencialmente peligrosa, pero se recomienda la hospitalización hasta que se descarten otras posibles causas. En los Estados Unidos y el Golfo de México, un brote de Karenia brevis generalmente provoca el fenómeno conocido como Floración de Algas Nocivas.

Prevención

La Floración de Algas Nocivas ocurre en todo el mundo, provocando la muerte de millones de animales marinos, y afectando a la industria pesquera. Antes de recolectar sus propios pescados y mariscos de las zonas costeras, investigue dónde pueden ocurrir las Floraciones y evite consumir moluscos y pescados capturados por usted en zonas donde se sabe que existe la Floración de Algas Nocivas. Las pesqueras comerciales tienden a ser más seguras que los recolectores artesanales a menor escala.

La Administración Nacional del Océano y la Atmósfera (NOAA según su sigla en inglés) tiene una Página en Facebook sobre Floración de Algas Nocivas (Marea Roja). Este sistema provee un pronóstico operativo para dichas Floraciones. Para los que no posean Facebook, el portal de la NOAA sobre Mareas y Corrientes, también tiene un Sistema de Pronóstico Operativo para la Floraciones.

La Comisión para la Conservación de la Pesca y la Vida Silvestre en Florida ofrece un recurso "on line" con un mapa actual de los recuentos de Mareas Rojas en el Estado de Florida.

Siguiente: Capítulo 4: Apéndice >

Español de México