Desinfección de equipos de buceo y COVID-19Désinfection de l’équipement de plongée et la COVID-19

Le nouveau coronavirus, également connu sous le nom de SRAS-CoV-2, est à l'origine de la maladie de la COVID-19, qui a tué 87 987 personnes dans le monde au moment de la rédaction de cet article.1Le SRAS-CoV-2 fait partie du groupe viral connu sous le nom de « corona » (couronne ou halo en latin) en raison du motif des protéines qui ornent sa surface.2 On estime que ce groupe de virus est responsable de 15 à 30 % des infections respiratoires aiguës chaque année.3 Ces chiffres sont toutefois susceptibles d'évoluer rapidement en raison de la pandémie actuelle.

El COVID-19 se propaga a través de las secreciones respiratorias de diversas formas, entre las que se incluyen las gotitas en aerosol expulsadas al toser o estornudar, tocar superficies contaminadas con el virus o el contacto cercano con alguien que lo tenga.2 El periodo de incubación del virus oscila entre 2 y 14 días.2 Un estudio identificó que la incubación media era de 5,1 días y que el 97,5% de los pacientes mostraban síntomas en 11,5 días.3

Los coronavirus pertenecen a un grupo de virus con envoltura, lo que significa que el virión (la forma que adopta el virus cuando está fuera de la célula huésped) está protegido por una capa lipídica aceitosa.4 Como ocurre con la mayoría de los virus con envoltura, dañar o destruir esta capa lipídica inactivará el virus. Los estudios de otros coronavirus han demostrado que su infectividad puede reducirse con el calor, la luz ultravioleta y condiciones alcalinas o ácidas.5 Debido a esto, y al hecho de que los virus con envoltura suelen inactivarse fácilmente, las superficies pueden desinfectarse utilizando productos de limpieza domésticos.6

Dado que la investigación sobre el SARS-CoV-2 está en curso, existe un debate sobre cuánto tiempo puede sobrevivir en las superficies. Estudios recientes han demostrado que puede sobrevivir hasta 3 horas en una gota de aerosol (como la de un estornudo), 4 horas en cobre, 24 horas en cartón y 2-3 días en plástico y acero inoxidable.7 En agua, sin embargo, no está claro cuánto tiempo sobrevive el SARS-CoV-2. Los estudios sobre el virus del SRAS, denominado SARS-CoV-1 y causante de una epidemia en 2003, han demostrado que seguía siendo infeccioso durante largos periodos en aguas superficiales (lagos, ríos, humedales, etc.) y aguas residuales previamente pasteurizadas tanto a temperaturas bajas como ambientales.8 En piscinas y jacuzzis clorados o bromados, los CDC especifican que el SARS-CoV-2 estaría inactivado.9

Calor

Hay muy pocos datos sobre el SARS-CoV-2, y muchos de ellos son preliminares. En épocas como ésta, los científicos recurren a virus afines pero ligeramente más difíciles de matar. En el caso del nuevo coronavirus, algunos informes de datos se basan en el virus SARS-CoV-1 porque es más difícil de matar que el nuevo coronavirus. Un estudio descubrió que el virus SARS-CoV-1 pierde infecciosidad después de ser calentado a 133 °F (56 °C) durante 15 minutos,5 y la Organización Mundial de la Salud también especifica esta temperatura y tiempo.10 Otro estudio descubrió que el virus SARS-CoV-1 permanece estable entre 40 °F (4 °C) y 98 °F (37 °C) y perdería infecciosidad después de 30 minutos a 133 °F (56 °C).11

Divers Alert Network ha recibido preguntas sobre la entrada de virus en una botella de buceo como resultado de la entrada de aire contaminado en el compresor. Durante el proceso de compresión del aire, utilizando la ecuación del gas ideal T2 = T1 x (P2/P1)(n-1)/n podemos calcular que un compresor de cuatro etapas con una presión de entrada de 1 ATA y un entorno de 80 °F que bombea aire hasta 29 ATA o alrededor de 4000 psi, tendría una temperatura entre etapas dentro de la botella de 224 °F. Este cálculo es muy básico y no tiene en cuenta nada fuera de las condiciones ideales. Sin embargo, indica la temperatura instantánea en el momento de máxima presión.

En realidad, la temperatura de la válvula de salida será probablemente de 170°F-190°F, y la temperatura del gas alrededor de 150°F, ocurriendo durante cada etapa del compresor (es decir, cuatro ciclos para un compresor de cuatro etapas asumiendo que la temperatura de salida de cada etapa es la misma). Debido a que esto es definitivamente lo suficientemente caliente como para matar el SARS-CoV-2, es por lo tanto poco probable que el COVID-19 sobreviva a este proceso en caso de que un individuo infectado tosa en la entrada del compresor. Es importante señalar que las gotitas infectadas exhaladas por una persona pueden ser tan pequeñas como 0,5 micras; los sistemas de filtrado por sí solos no las eliminarían, pero el virus debería estar muerto en esa fase.

No obstante, debe tenerse en cuenta que si una persona lleva el virus en las manos, ya sea por estar infectada o por tocar sin saberlo una superficie infectada, y toca la válvula de la botella o el látigo de llenado, el virus podría entrar en la botella a través de esta vía. Se ha demostrado que algunos virus son extremadamente resistentes a la presión, un orden de magnitud por encima de las presiones de almacenamiento de gas de inmersión. Sin embargo, estos estudios se realizaron con norovirus, un grupo de virus sin envoltura que, por lo general, son más difíciles de matar que los virus con envoltura.12, 13 Otros estudios realizados con virus con envoltura, como la gripe, sólo exploraron la eficacia de la alta presión hidrostática a 289.6 MPa (42.003 PSI).14 Por lo tanto, es muy importante practicar el lavado de manos y la desinfección de las zonas de alto contacto, incluidos los cilindros y las estaciones de llenado, ya que es probable que un virus pueda sobrevivir a presiones de almacenamiento de gas de inmersión.

Compuestos de amonio cuaternario

Los compuestos de amonio cuaternario, o quats, son un grupo de sustancias químicas muy comunes como ingredientes activos en las soluciones de limpieza. Estos agentes son hidrófobos y, como tales, son eficaces contra los virus con envoltura. Se cree que los cuats reaccionan con la envoltura vírica y la "desorganizan", lo que provoca que el contenido del virus se escape y se degrade. Además, existen pocas pruebas que apoyen la resistencia viral contra estos compuestos.15 Los estudios han demostrado que los cuats son eficaces contra el SARS-CoV-1,16 y la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda el uso de productos de limpieza que contengan estos compuestos en sus directrices de bioseguridad en el laboratorio relacionadas con la enfermedad por coronavirus 2019.17.

Existen productos que contienen amonio cuaternario comúnmente utilizados en la industria del buceo para desinfectar equipos. Sin embargo, estos compuestos son perjudiciales para el medio ambiente, por lo que se debe tener cuidado en su uso y eliminación.18

Blanqueador

La lejía, o hipoclorito sódico, se ha estudiado en muchas concentraciones diferentes, y se ha demostrado su eficacia contra los virus. Es un potente oxidante que actúa dañando el genoma vírico.19 Según la OMS, la solución de lejía recomendada para la desinfección general es una dilución 1:100 de hipoclorito sódico al 5 por ciento. (Tenga en cuenta que algunas marcas de lejía tienen diferentes concentraciones del ingrediente activo, como las que están espesadas y se comercializan para reducir las salpicaduras). Esta dilución produce un 0,05 por ciento o 500 ppm del principio activo y requiere un tiempo de remojo de 30 minutos si los objetos se sumergen en la solución o de al menos 10 minutos si se pulverizan sobre una superficie no porosa.20 En un estudio que examinó específicamente el SARS-CoV-2, se descubrió que una concentración de lejía del 0.Un segundo estudio sobre el mismo virus descubrió que el 0,1% de hipoclorito de sodio inactivaba el virus en 1 minuto. Un estudio sobre el SARS-CoV-1 descubrió que tanto 1:50 (0,1 por ciento) como 1:100 (0,05 por ciento) inactivaban el virus tras una inmersión de 5 minutos.22

Cuando se utilice lejía, se recomienda el uso de guantes, mascarilla y protección ocular. Mezcle las soluciones en zonas bien ventiladas y utilice agua fría, ya que el agua caliente descompone el ingrediente activo. Es importante no mezclar nunca la lejía con otros productos químicos y eliminar toda la materia orgánica de los objetos que se van a desinfectar, ya que esto también inactivará el ingrediente activo.21 Los objetos desinfectados con lejía deben aclararse a fondo con agua dulce y dejarse secar antes de usarlos, ya que es corrosiva para el acero inoxidable (en concentraciones más altas) e irritante para las membranas mucosas, la piel y los ojos.20, 23 También se ha comprobado que las soluciones de lejía altamente concentradas son perjudiciales para los equipos de soporte vital, provocando la fatiga del metal y, en algunos casos, el fallo de las mangueras durante el ataque con ántrax al edificio Hart. Por ello, las unidades de la EPA no utilizan estas soluciones para los equipos de buceo cuando existen alternativas eficaces.

Agua y jabón

Lavarse las manos y las superficies con agua y jabón es una de las formas más efectivas de protegerse contra el virus. El tipo de jabón utilizado no es importante. Lavar con agua y jabón no mata los microorganismos, sino que los elimina físicamente de la superficie. El agua corriente por sí sola puede ser efectiva para eliminar material no deseado de las superficies, sin embargo, el jabón extraerá físicamente el material de la piel y lo introducirá en el agua.24

Nos han preguntado por qué el agua y jabón no funcionan para el equipo de buceo pero sí se recomienda para las manos. Como se indicó anteriormente, el agua y jabón deben combinarse con una acción mecánica. Remojar el equipo de buceo solo en agua jabonosa no es un método de desinfección efectivo. Si el agua jabonosa se combinara con la acción mecánica, teóricamente sería más eficiente. Sin embargo, hay algunas partes del equipo de buceo que no se pueden alcanzar fácilmente sin desarmar, como el interior de un regulador. Dado que una respiración exhalada viaja a través del interior de un regulador y tiene contacto con el diafragma, el brazo de palanca y otras superficies internas, sumergir el regulador en una solución desinfectante puede ser una mejor opción.

Directrices de EPA (Environmental Protection Agency)

Independientemente del ingrediente activo o del método de desinfección del equipo de submarinismo, la eficacia probada contra el nuevo coronavirus es de suma importancia. La "Lista N" de la EPA es una recopilación de productos que han demostrado su eficacia contra el SARS-CoV-1 y, por tanto, también funcionarán para eliminar el SARS-CoV-2. Fuera de Estados Unidos, los organismos locales también pueden haber registrado desinfectantes. Siga las instrucciones de uso de cada producto para garantizar su eficacia.

Cuando los fabricantes registran sus productos en la EPA, deben presentar una lista de usos del producto. No es habitual que los productos registrados en la Lista N contengan "scuba"; es más probable que aparezcan en la lista respiradores o materiales de los que están hechos los equipos de buceo. Al elegir una solución desinfectante de la Lista N, es importante comprobar que el registro de la EPA del producto especifica su uso para los materiales en cuestión.

Algunos productos recomendados habitualmente por los fabricantes de equipos de respiración subacuática están clasificados como desinfectantes de amonio cuaternario registrados en la EPA para su uso exclusivo en servicios alimentarios y no figuran actualmente en la Lista N de la EPA. La EPA no considera que sean eficaces contra el SARS-CoV-2 cuando se aplican sobre esos materiales y superficies.

Mejores prácticas

Al seleccionar un desinfectante, es de suma importancia utilizar un producto que haya demostrado su eficacia contra el SARS-CoV-2 o el SARS-CoV-1, más difícil de matar. Si los productos especificados en la Lista N de la EPA no están disponibles en su zona, consulte la lista de desinfectantes registrados en el sistema de registro de plaguicidas de su organismo local. Cuando utilice estos productos, asegúrese de seguir las instrucciones y utilizar el equipo de protección personal especificado (como guantes o protección ocular) al desinfectar. Si no puede encontrar productos registrados, asegúrese de utilizar los protocolos de desinfección descritos por los CDC.

Después de desinfectar el equipo, hay que tener cuidado de no volver a infectarlo, por ejemplo manipulándolo al guardarlo. Los empleados de las tiendas de buceo deben procurar mantener una buena higiene lavándose las manos con frecuencia y desinfectando periódicamente las zonas de mayor contacto, incluidas las estaciones de llenado (como se indica en la sección "calor" de este artículo).

Finalmente, considere actualizar su plan de acción de emergencia existente para incluir una posible infección COVID-19 por parte del personal o los clientes. Asegúrese de describir todos los protocolos de desinfección y asegurarse de que todo el personal los siga diligentemente. La consideración más importante es la salud y seguridad de su personal y clientes.

Si tiene alguna pregunta, envíenos un correo electrónico a .


Únase a DAN World


Referencias

1 Coronavirus. Organización Mundial de la Salud. Organización Mundial de la Salud; [citado 2020Mar26].

2 Hoja informativa para profesionales sanitarios sobre los coronavirus. Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades. 2020 [citado 2020Mar26].

3 Lauer SA, Grantz KH, Bi QK, Jones FR, Zheng QS, Meredith HG, et al. The Incubation Period of Coronavirus Disease 2019 (COVID-19) From Publicly Reported Confirmed Cases: Estimación y aplicación. Anales de Medicina Interna. 2020Mar10.

4 Fehr AR, Perlman S. Coronavirus: An Overview of Their Replication and Pathogenesis. Coronavirus Métodos en Biología Molecular. 2015; 1-23.

5 Chan KH, Peiris JSM, Lam SY, Poon LLM, Yuen KY, Seto WH. The Effects of Temperature and Relative Humidity on the Viability of the SARS Coronavirus. Avances en Virología. 2011Oct1;2011:1-7.

6 Desinfectar la casa si alguien está enfermo. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades; 2020 [citado 2020Mar26].

7 Nuevo coronavirus estable durante horas en superficies. Institutos Nacionales de Salud. Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU.; 2020 [citado 2020Mar26].

8 Casanova L, Rutala WA, Weber DJ, Sobsey MD. Survival of surrogate coronaviruses in water. Water Research. 2009;43(7):1893-8.

9 Agua municipal y COVID-19. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades; 2020 [citado 2020Mar26].

10 Primeros datos sobre estabilidad y resistencia del coronavirus del SRAS recopilados por los miembros de la red de laboratorios de la OMS. Organización Mundial de la Salud. Organización Mundial de la Salud; 2015 [citado 2020Mar27].

11 Duan SM, Zhao XS, Wen RF, Huang JJ, Pi GH, Zhang SX, et al. Estabilidad del coronavirus del SRAS en muestras humanas y en el medio ambiente y su sensibilidad al calentamiento y a la irradiación UV. Ciencias biomédicas y medioambientales. 2003Sep;16:246-55.

12 DiCaprio E, Ye M, Chen H, Li J. Inactivación del norovirus humano y del virus de Tulane mediante procesamiento a alta presión en medios simples y puré de fresa. Fronteras en sistemas alimentarios sostenibles; 2019 [citado 2020Mar27].

13 Lou F, Huang P, Neetoo H, Gurtler JB, Niemira BA, Chen H, et al. High-Pressure Inactivation of Human Norovirus Virus-Like Particles Provides Evidence that the Capsid of Human Norovirus Is Highly Pressure Resistant. Microbiología Aplicada y Ambiental. 2012May25;78(15):5320–7.

14 Lou FB, Huang PA, Neetoo Hundefined, Gurtler Jundefined, Niemira Bundefined, Chen Hundefined, et al. High-Pressure Inactivation of Human Norovirus Virus-Like Particles Provides Evidence that the Capsid of Human Norovirus Is Highly Pressure Resistant. Microbiología Aplicada y Ambiental. 2013Nov25;78(15):5320–7.

15 Gerba CP. Biocidas de Amonio Cuaternario: Eficacia en la Aplicación. Microbiología aplicada y ambiental. 2014;81(2):464-9.

16 Dellanno C, Vega Q, Boesenberg D. The antiviral action of common household disinfectants and antiseptics against murine hepatitis virus, a potential surrogate for SARS coronavirus. Revista Americana de Control de Infecciones. 2009Oct;37(8):649–52.

17 Orientaciones sobre bioseguridad en el laboratorio en relación con la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19)Recomendaciones provisionales.

18 Zhang C, Cui F, Zeng G-M, Jiang M, Yang Z-Z, Yu Z-G, et al. Quaternary ammonium compounds (QACs): A review on occurrence, fate and toxicity in the environment. Science of The Total Environment. 2015Jun15;518-519:352–62.

19 Lycke E, Norrby E. Textbook of medical virology. Londres: Butterworths; 1983.

20 Anexo G: Utilización de desinfectantes: alcohol y lejía. Prevención y control de las infecciones respiratorias agudas de carácter epidémico y pandémico en la atención sanitaria.

21 Kampf G, Todt D, Pfaender S, Steinmann E. Persistencia de coronavirus en superficies inanimadas y su inactivación con agentes biocidas. Revista de Infecciones Hospitalarias. 2020Mar;104(3):246–51.

22 Lai MYY, Cheng PKC, Lim WWL. Supervivencia del Coronavirus del Síndrome Respiratorio Agudo Severo. Enfermedades infecciosas clínicas. 2005Oct1;41(7):e67–e71.

23 Universidad de Nebraska Lincoln. DESINFECTANTES QUÍMICOS PARA MATERIALES BIOPELIGROSOS.

24 Harvard Health Publishing. La obra de la buena salud. Harvard Health. 2007 [citado 2020Mar26].

Spanish