Don’t Bite the Hand That Feeds You

Alimentar tiburones de manera segura requiere total concentración y atención a los detalles. Foto de Gary Rose.

El sol brillaba intensamente sobre las aguas vidriosas de color azul profundo cerca de la costa. Era un fin de semana festivo y todo iba bien cuando una joven pareja subió a bordo de la embarcación y arrojó sin cuidado todo su equipo en la cubierta. Al verlos devorar su desayuno y volcar café sobre otro buzo tuve el presentimiento de que ese día no terminaría bien, especialmente porque el barco chárter era para realizar un buceo con tiburones.

Their attention seemed to be on anything but the upcoming dive, and they distracted everyone else on the boat, including the divemaster and deckhands. The couple’s limited English proficiency was compounding their lack of preparedness and knowledge for this dive. In retrospect, it was evident that they either did not pay attention to or understand the predive briefing, or both.

Conforme se señaló en artículos anteriores de Alert Diver sobre eventos adversos, casi siempre hay una cascada que se divide en cuatro etapas: el disparador, el agente discapacitante, la lesión incapacitante y la causa de muerte. Cada uno de estos eventos se puede evitar de forma individual. Si alguien reconoce uno al momento de producirse, es una oportunidad para reaccionar e intentar mitigar el riesgo antes de que se convierta en un problema. En el análisis de las causas de eventos adversos, los factores más importantes son la falta de reconocimiento y la ausencia de reacción frente a un evento, lo que puede dar lugar a eventos subsiguientes que conducen a un resultado desastroso como, por ejemplo, una lesión grave o la pérdida de la vida.

Después de descender, todos estábamos alineados en el lecho marino a una distancia apropiada, designada previamente, del alimentador de tiburones. El divemaster había abordado el plan exhaustivamente en nuestro informe de seguridad anterior al buceo. Al parecer, la pareja estaba siguiendo las instrucciones. Al menos 20 tiburones limón estaban nadando alrededor del alimentador de tiburones y los buzos, y ofrecían increíbles vistas y oportunidades para tomar fotografías.

Shortly afterward, a beautiful 12-foot female tiger shark joined the group. She was a regular seasonal visitor to this area. The divemaster had made a particular point of discussing tiger shark behavior and how we should behave if one came into the area. We were all in awe as we watched this huge tiger shark being hand-fed. It was a photographer’s dream to observe and photograph such an inspiring apex predator each time she circled and returned for more. My whimsical musings were suddenly interrupted when the shark feeder gave the previously instructed auditory and hand signals that notified us to rise as a group and station ourselves down current from the shark feeder.

Este tiburón tigre demuestra que claramente es la depredadora alfa al patrullar su dominio.

No podía creer lo que veía cuando divisé a la pareja muy por debajo de nosotros, holgazaneando en la arena mientras el resto del grupo seguía las instrucciones y se desplazada hacia arriba para lograr una disposición segura y de protección. El alimentador de tiburones seguía repitiendo la señal sonora para alertarlos. Mientras tomaba más carnada para alimentar al tiburón tigre, señaló a la pareja y movió la mano para atraer su atención. Ese movimiento era el mismo que había estado usando para ofrecer carnada.

The entire incident took a nanosecond. I was less than 10 feet away. The shark took what she thought was bait from the feeder, biting down on the waving, empty hand and jetting away. I never saw one flee before; tiger sharks usually circle for more fish. It was as if she knew she made a mistake. I was still processing what I had witnessed when I saw a billowing cloud of green emanating from the cuff of the shark feeder’s wetsuit. I quickly swam over and escorted him to the surface while holding pressure on his wrist. I felt a very soft and unnatural hand through his glove, so I held it with firm compression. The cloud of green kept expanding rapidly. We did not do a safety stop, recognizing that this was a catastrophic injury event.

El marinero de cubierta ayudó al alimentador de tiburones a subir a la embarcación. Mientras subía por la escalera vi mucho rojo por todas partes. Inmediatamente fabriqué un torniquete con un cinturón de lastre y lo ajusté por encima de la lesión lo suficiente como para contener la hemorragia. Lo acosté en la cubierta para incrementar el flujo sanguíneo hacia su cerebro y le coloqué una máscara de oxígeno mientras el capitán enviaba una llamada de auxilio.

Era muy difícil sentir el alcance de los daños en su mano, que estaba considerablemente deformada. El guante y el puño del traje de neopreno estaban machacados juntos. Decidí no quitarle el guante para inspeccionarlo, ya que no quería correr el riesgo de causar más daños. El alimentador de tiburones, que había sido mi amigo por muchos años, ahora era mi paciente y no se veía bien. Su cara tenía un color gris ceniza como consecuencia de la significativa pérdida de sangre. Continué ejerciendo presión sobre su mano y su muñeca hasta la llegada de la patrulla marina a los pocos minutos. Lo trasladamos a la embarcación de la patrulla y se alejaron con las luces encendidas y las sirenas sonando a todo volumen mientras se dirigían a la costa.

Una vez en tierra, fue trasladado por aire a un hospital local y fue sometido a una cirugía de muchas horas para revascularizar su mano, reparar los tendones y los nervios y suturar las heridas. Mi decisión de no quitarle el guante para inspeccionar el daño había sido correcta. El puño del traje y el guante estrujados y un pequeño trozo de piel de la muñeca era todo lo que había mantenido la mano en su lugar cuando lo subí a la embarcación.

When analyzing an incident, the negative outcome unfortunately is not always limited to the diver who initiated the events. In this case the couple who did not follow instructions were the initiators. As seen in this case, the trigger and subsequent disabling events can result in injury for another diver. The couple’s lack of preparedness, failure to follow instructions and inattention to details caused an otherwise vigilant diver to become distracted. This distraction at a critical moment kept the shark feeder from focusing on an extremely delicate and demanding task that he otherwise would have had no problem performing.

© Alert Diver — Q3/Q4 2021

Español de México