Consejos para empresas de buceo: salud y seguridad del personal

El lema “cuide a sus empleados y ellos cuidarán su negocio” es especialmente cierto en la industria del buceo. Esto ayuda a forjar la moral, mejora la eficacia, reduce la pérdida de tiempo y la rotación de personal, contribuye a reducir los costos de seguro y, lo que es importante, garantiza el cumplimiento de la ley.

Los propietarios a veces asumen que sus responsabilidades se extienden solo a los empleados contratados, quizás sin considerar a los contratistas, empleados de temporada, internos, etc. La legislación en materia de salud y seguridad se aplica a todas las personas que trabajen en sus instalaciones, donde usted es responsable de brindar un entorno de trabajo seguro. Esto incluye a empleados a tiempo completo y parcial, internos, operadores por comisión, trabajadores independientes, contratistas, empleados de temporada e incluso amigos de la familia. Todos ellos están cubiertos por las leyes de salud y seguridad.

Los países que son signatarios de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) deben tener legislación de salud y seguridad vigente —incluso si es un tanto difícil de obtener o comprender. Como propietario de un negocio, la seguridad en el lugar de trabajo es su responsabilidad, y esto requiere que lleve a cabo una evaluación de riesgos apropiada para identificar y gestionar los riesgos en el lugar de trabajo.

Descargue la guía HIRA de DAN

Antes de iniciar su evaluación, descargue la Guía de Identificación de peligros y evaluación de riesgos (Hazard Identification and Risk Assessment Guide, HIRA) de DAN para comprender perfectamente el proceso. Esta guía completa proporciona información sobre los riesgos a menudo singulares e inesperados de las actividades de buceo e incluye una sección dedicada a las consideraciones de salud y seguridad del personal. DAN se complace en ofrecer la versión digital de esta guía a todas las empresas de buceo sin costo alguno.

Riesgos laborales en el lugar de trabajo

Es fundamental realizar una evaluación exhaustiva de todos los riesgos potenciales en el lugar de trabajo. Esto le permitirá abordar y mitigar los riesgos o al menos mantenerlos bajo control.

Algunos peligros que a menudo se pasan por alto o no son evaluados incluyen la sobreexposición a rayos ultravioleta, la pérdida de audición provocada por el ruido, los efectos a largo plazo de trabajar con sustancias químicas de limpieza nocivas, la exposición a infecciones o enfermedades infecciosas, el estrés descompresivo, las lesiones por movimientos repetitivos o por levantar objetos e incluso el estrés en el lugar de trabajo por presión para tener un buen rendimiento, sobrecarga y agotamiento.

Existen maneras prácticas de evitar daños, reducir la exposición y facultar a los miembros del personal para protegerse por medio de la educación, la capacitación y las medidas de protección personal.

Cobertura de seguro

Las empresas de buceo deben asegurarse de ser asesoradas por los proveedores de seguros apropiados. Existen diferencias importantes entre la cobertura empresarial general y la cobertura de responsabilidad profesional, el seguro de propiedad y el seguro marítimo, la salud y seguridad en el trabajo y la compensación de trabajadores y los seguros médicos y la cobertura contra accidentes de buceo.

Todos los empleados, los clientes y el público en general tienen derechos de seguridad cuando se relacionan con una empresa de buceo. Una revisión exhaustiva de los riesgos asegurables es parte de la protección de sus inversiones.  

Control de salud y seguridad y aptitud física para el trabajo

Algunos problemas relacionados con la salud pueden basarse en condiciones preexistentes y algunos son meramente un resultado del envejecimiento. Controlar a los empleados tanto antes de contratarlos o asignarlos como periódicamente en el marco del empleo y cuando estén expuestos a algún riesgo identificado en el lugar de trabajo le brinda un buen grado de protección contra futuros reclamos de indemnización basados en cuestiones de salud en el trabajo. Algunos buenos ejemplos incluyen condiciones auditivas o cutáneas existentes o un divemaster con un historial de asma (tal vez oculto).

La aptitud física para el trabajo es mucho más que un simple formulario que se completa durante el proceso de selección. Realizar una supervisión diaria de cualquier incapacidad para el trabajo es primordial; esta supervisión debe incluir condiciones como, por ejemplo, síntomas de infecciones respiratorias o gastrointestinales, efectos del alcohol o las drogas, agotamiento y lesiones físicas.

Mantenimiento de registros

Analicemos estas sabias palabras:: ““si no está por escrito, no existe”. Una falta de registros de personal completos donde se detalle la información de salud, la capacitación actual y las responsabilidades laborales de los empleados puede hacerlo vulnerable a acciones o reclamos relacionados con los empleados por discriminación o un trato injusto.

Archive todos los registros personales, informes de exposición y accidentes, registros de controles médicos y reclamos y toda la documentación disciplinaria en la base de datos de información de su empresa. Esto le permite contar con registros confiables y fáciles de obtener y le será de utilidad en caso de que se realice algún reclamo de indemnización (incluso si corresponde a un incidente que ocurrió años atrás).

Invierta en su personal

Cuando invierte en la salud y la seguridad de los empleados, los resultados se transmiten a todos los aspectos de su negocio. Sus empleados se sentirán considerados y valorados y se enorgullecerán de su trabajo, creando así una experiencia más enriquecedora y placentera para los clientes. La inversión producirá dividendos en el futuro.

Español de México